LA IMAGEN DEL PASTOR
viernes 30 septiembre 2016

LA IMAGEN DEL PASTOR

Cuán importante es la imagen y el aseo del pastor, y qué poco se habla del tema. Vale aclarar que no se trata de ostentación, ni de dinero, ni de tipo de vestimenta. Mi deseo es que entendamos que como pastores debemos transmitir una imagen acorde a nuestro estilo de vida. Porque la gente que no conoce a Dios lo primero que hace no es oírnos, sino vernos. Por supuesto que todos los extremos son malos. Muchas veces vemos modelos de afuera que ya resultan hasta obscenos en su manera de presentarse. Pero tampoco debemos aparentar una pobreza harapienta queriendo demostrar con esto mayor espiritualidad, porque eso tampoco refleja a un Dios que bendice y que tiene palabra de prosperidad cada día para mi casa. Por eso quisiera que consideremos algunas cuestiones.

1.NUESTRA IMAGEN TAMBIÉN ES ESPIRITUAL. Nuestro cuerpo es la casa del Señor. La Biblia dice que somos seres espirituales, y por ello todo en nuestra vida es espiritual.

2. NUESTRA IMAGEN ES NUESTRA CARTA DE PRESENTACIÓN. Refleja la manera en la que queremos relacionarnos con el mundo y especialmente con la gente que no conoce a Cristo. Muchas veces decimos más con nuestra vestimenta que con nuestras palabras. Una vez me comentó un productor televisivo que cuando hacen notas durante manifestaciones públicas cristianas, eligen para entrevistar a hermanos que se vean impresentables, para ridiculizarnos. Es diabólico, así opera Satanás para alejar a la gente de nosotros. La gente nos estudia de pies a cabeza.

3.NUESTRO ASEO TAMBIÉN NOS PRESENTA ANTE LOS DEMÁS. No debemos descuidarlo. La suciedad y el oler mal repelen a los demás y no sólo alejan a aquellos que todavía no conocen a Cristo, sino que inclusive nos pueden ocasionar problemas con nuestros seres más cercanos.

4.A DIOS LE IMPORTA QUE REFLEMOS SU MODELO. El Antiguo Testamento revela el carácter de Dios, y lo vemos hasta en los diseños que Él encomendó. El Tabernáculo fue un diseño celestial según lo cuenta Hebreos. Dios no dijo háganlo como quieran. Dios les dio indicaciones específicas y cada elemento exterior tiene un mensaje espiritual. Lo visible está reflejando también parte de lo invisible. En Éxodo 25: 8-9 dice “Harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos. Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis”. Y en Hebreos 8:5 nos dice “Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte”. Las vestimentas de las personas HABLAN más de la personalidad que sus palabras.

5.LO VISIBLE REFLEJA LO INVISIBLE. El Tabernáculo, el Templo de Salomón, todo está revestido de gloria, produciendo un modelo visible de un reino invisible. ¿Por qué creemos que nosotros estamos exentos de ese plan de Dios?

6.SOMOS EMBAJADORES DEL CIELO. Las iglesias, los edificios, son embajadas del cielo en la tierra. Yo tuve la oportunidad de entrar en algunas embajadas. Y cuando uno recorre una embajada, según las paredes, los colores, las banderas, el estilo de decoración, uno puede darse una idea de cómo es esa nación. Y lo mismo sucede con nosotros como embajadores. Debemos preguntarnos ¿cómo representa mi imagen personal la envestidura del Embajador del cielo? ¿Y cómo representa la casa del Señor la nación celestial de la cual es embajada?

7.COPIEMOS EL EJEMPLO DE LAS MUJERES. Ellas siempre se visten para la ocasión. Cuando van a la iglesia, saben que deben arreglarse ya que van a una fiesta. En Proverbios 31.22 se nos habla de la mujer virtuosa que ella “se hace tapices de lino fino y púrpura en su vestido”. No nos engañemos pensando que eso es cosa de mujeres y nosotros en cambio somos “machos”. La prolijidad, le elegancia y el aseo no distingue sexo.

8.HAY QUE SER PROLIJOS PERO GENUINOS. Hay personas que se visten en serie. Que creen que deben sí o sí usar corbata para ministrar, o copiar el estilo de otros porque lo creen el correcto. Esto es religiosidad. No se trata de eso. Dios no vistió dos flores iguales, ni dos árboles, ni dos pájaros iguales. Cada uno representa creatividad de Dios. Dios tampoco hizo dos pastores iguales. Si intentas vestirte como otro vas a perder tu esencia.

9.SI NO SABES CÓMO ARREGLARTE, BUSCA AYUDA. Quizás te cueste porque nunca le has dado importancia, pero pide consejo de quien creas puede ayudarte. No se trata de dinero, lo que tengas, puedes arreglarlo lindo y prolijo para estar presentable. No hay nada de vergonzoso en pedir ayuda. Cuando Dios interviene en una vida, interviene integralmente. Nada queda afuera, incluida nuestra apariencia personal.

10.NO SEAMOS UN OBSTÁCULO. Dios no mira lo externo, pero las personas sÍ. Tu imagen es parte de los que Dios va a usar para alcanzar a otras personas. Muchas veces la gente no cristiana tiene una imagen distorsionada de los hombres y mujeres de Dios. De lo que se trata finalmente es de que la gente vea en nuestra imagen como carta de presentación, lo que luego conocerá, y que es lo más grandioso y trascendental, que es Jesucristo, el Señor y Salvador.

Compartir

Noticias relacionadas

Argentina Oranos por Vos