Artículo

biografia

ESTOY BIEN, CREO EN DIOS: EL EJEMPLAR TESTIMONIO DE HORATIO GATES SPAFFORD

Argentina Oramos por Vos
ESTOY BIEN, CREO EN DIOS: EL EJEMPLAR TESTIMONIO DE HORATIO GATES SPAFFORD

Horatio Spafford se mudó a Chicago, donde contrajo matrimonio con la noruega Anna Larssen (el 5 de Septiembre de 1861). Horatio y Anna tuvieron un hijo, pero éste murió a la edad de 4 años; comenzando así la serie de circunstancias aflictivas que atentarían contra la paz espiritual y seguridad terrenal que habían sostenido sus primeros años, su vida familiar y su casa. Después, Horatio y Anna tuvieron cuatro hijas más. 

En 1871, el exitoso abogado fue afectado económicamente por “El Gran Fuego de Chicago”. En 1873, había planeado tomar unas vacaciones con su familia; ellos viajarían a Inglaterra (Europa), ya que allí estaba el evangelista Dwight L. Moody, quien fue amigo cercano de Horatio. Ya que Horatio se había demorado en negocios concernientes a la solución de los problemas ocasionados, decidió enviar primero a su familia en el barco SS Ville du Havre. 

Mientras el SS Ville du Havre cruzaba el Atlántico, chocó violentamente con el velero The Loch Earn, lo que causó que el SS Ville du Havre se hundiera rápidamente (se dice que se hundió en 12 minutos). Muchos pasajeros y tripulantes del barco murieron ahogados, entre quienes se encontraban las cuatro hijas de Horatio. Un velero de carga, The Trimountain, recogió a los sobrevivientes; entre quienes estaba Anna (esposa de Horatio), quien yacía inconsciente en un mástil flotante. Después de que Anna desembarcó en Wales, ésta le envió un telegrama a su esposo para hacerle saber que sólo ella se había salvado. Horatio Spafford no tardo mucho en viajar para encontrarse con su dolida esposa. 

Mientras las personas preguntaba qué había traído tal tragedia a Anna y Horatio Spafford, Horatio estaba convencido de que Dios era bondadoso y que él vería de nuevo a sus hijos en el cielo. Durante su viaje, el capitán de la nave llamó a Horatio Spafford y le dijo que según sus cálculos, en ese momento, ellos estaban atravesando el sitio exacto donde se había hundido el SS Ville du Havre. Allí, mientras atravesaban –en cierto sentido– aquel mar de aflicción, Dios le hizo saber a Horatio Spafford que a pesar de su suerte, él estaba bien, tenía paz, ¡gloria a Dios!; entonces Horatio escribió el himno cristiano “Estoy bien“. 

En una carta que Horatio escribió a uno de sus familiares, él expresó su agradecimiento a Dios por Su amor y misericordia para con él y los suyos: “le alabaré mientras viva” –decía una de sus líneas finales. Después de un tiempo, los Spaffords (Horatio y Anna) tuvieron tres hijos más, aunque uno de ellos murió en la infancia. En 1881, Horatio y Anna zarparon con sus dos hijas a Israel y se mudaron a Jerusalén; donde vivieron hasta la muerte de Horatio, el 16 de Octubre de 1888. Anteriormente, él y su esposa ayudaron en la fundación de un grupo llamado “American Colony”, cuya misión era ayudar a los pobres. 

Aquí una fiel traducción del clásico himno que dejó como legado: 

“De paz inundada mi senda esté 

O cúbrala un mar de aflicción, 

Cualquiera que sea mi suerte, yo se 

Tengo paz, lleno estoy, creo en Dios. 

Si viene la prueba o me aflige el dolor 

No cae mi fe ni mi amor; 

Pues Cristo comprende mis luchas, mi afán, 

Y su sangre obrará a mi favor. Estoy bien. 

Creo en Dios Tengo paz, lleno estoy. 

Gloria a Dios 

Feliz yo me siento al saber que en Jesús 

Soy libre del yugo opresor; 

Quitó mi pecado, venció en la cruz: 

Gloria demos al gran Salvador. 

Estoy bien. 

Creo en Dios 

Tengo paz, lleno estoy. 

Gloria a Dios 

La fe cambiará, las tinieblas en verdad 

Caerá la maldad y el dolor 

Desciende Jesús con su gran majestad 

Aleluya ya viene el Señor 

Estoy bien. 

Creo en Dios Tengo paz, lleno estoy Gloria Dios”

horatiogatesspafford