Artículo

mensaje al corazon

CONTINUEMOS ORANDO UNIDOS

Pedro Ibarra
CONTINUEMOS ORANDO UNIDOS

Hemos llegado al final de la sexta campaña de los 40 días de Ayuno y Oración por Argentina, y estamos felices y expectantes por lo que Dios ha hecho y seguirá haciendo en nuestra Nación como respuesta a nuestro clamor en unidad.

La oración es una herramienta fundamental en la vida del creyente y es lo que nos mantiene en comunión con Dios. La oración nos lleva a enamorarnos más del ser o de la persona de Dios, es la forma de tener un acercamiento en intimidad para disfrutar de Su presencia. Además la oración es una respuesta de nuestra persona hacia Dios, Su Espíritu Santo nos cautiva y nos impulsa a orar y buscar más de Su presencia. Cuando uno está en esos momentos especiales de comunión, suele pasar que Dios nos deja caer una carga en el corazón para orar, y esto nos permite correr con ventaja, ya que oramos la voluntad de Dios.

La oración congregacional tiene un lugar importante en cada tiempo que compartimos como familia cada fin de semana en cada congregación. La oración unida activa el poder sobrenatural de Dios y nos sumerge en una atmósfera de milagros. Las cosas comienzan a cambiar, comienzan a producirse cuando hay una iglesia que busca a Dios en unidad. Como iglesia de Cristo en Argentina, tenemos la llave para que Dios abra los cielos y bendiga nuestra amada Nación.

En el año 2001, en medio de la crisis que vivió nuestro país, junto al pastor Osvaldo Carníval comenzamos con una sencilla reunión para ministrar y alentar a algunos pastores de nuestra denominación que estaban sufriendo en sus congregaciones los efectos de la crisis. En un par de semanas, se unieron a ese grupo otros pastores de diferentes denominaciones e iglesias. En cuestión de pocas semanas más, Dios atrajo a muchos consiervos a interceder por nuestro país. Fue así que nació este movimiento que luego denominamos Argentina Oramos por Vos, y años más tarde Dios nos impulsó a transmitir este deseo de orar e interceder en unidad junto a todas las congregaciones del país, alcanzando en los últimos años a más de 600 mil intercesores en lo que denominamos los 40 Días de Ayuno, Oración y Renovación Personal.

Hay un tremendo impacto espiritual cuando nos ponemos de acuerdo, dejamos de lado toda diferencia y buscamos la llenura del Espiritu Santo en unanimidad. La oración unida es la que abre los cielos sobre una nación entera y hace retroceder el poder de las tinieblas.

En todos los años de campaña que hemos llevado adelante desde Argentina Oramos por Vos, hemos recibido cientos de testimonios maravillosos. Liberaciones, sanidades, reconciliaciones, son algunas evidencias del mover de Dios. Este profundo tiempo de intercesión unida y búsqueda de Dios genera en primer lugar un impacto en la Nación. Este movimiento de oración unida revela la maduración de la iglesia en Argentina. En segundo lugar, los 40 Días de Ayuno causan un impacto en cada congregación, permitiendo que cada iglesia local entre en un proceso de profunda espiritualidad. La oración fortalece y santifica a cada congregación y se transforma en la llave para una nueva dimensión de milagros. Finalmente el impacto alcanza la vida de cada creyente, en donde cada persona se transforma en protagonista al hacer de los 40 Días de Ayuno una herramienta para el entrenamiento espiritual y hacer que lo sobrenatural sea algo cotidiano.

Por eso, aunque la Campaña de los 40 días haya concluido, no dejemos de clamar por nuestra nación, más unidos que nunca. El Señor responderá.

oramos unidos