Artículo

la vida personal del pastor

BIENVENIDO A CRETA

Por Daniel González
BIENVENIDO A CRETA

No estamos paralizados, simplemente estamos en Creta. La iglesia del Señor en este tiempo no está limitada, simplemente está en Creta. Y de manera especial la iglesia en Latinoamérica, no está pasando un tiempo de limitación, simplemente está pasando un tiempo en Creta. Dale gracias a Dios por este tiempo que estás viviendo porque este tiempo determinará un futuro mucho mejor en la medida en que pongamos por obra lo que la Palabra nos enseña en este versículo. Podremos acceder a un nuevo nivel de crecimiento y desarrollo. Bienvenido a una vez más a Creta. Bienvenido a Corregir, a Resolver, a Establecer, a Terminar y a Arreglar. Bienvenido a CRETA.

  1. CORREGIR

La Reina Valera 60 dice “Por esta causa te dejé en Creta” ¿Para qué? “Para que corrigieses lo deficiente” Necesitamos entender que lo deficiente se corrige y no desaparece mágicamente. Debido a lo deficiente no podemos funcionar en nuestro máximo nivel de desempeño. Prestale atención a la forma de desarrollar tu trabajo y no dejes de corregir cuanto antes lo que sea necesario. Hoy en día cada vez se tolera menos la deficiencia. Al que no corrija lo deficiente cada vez se le complicará más el seguir teniendo trabajo y mucho más poder crecer en lo que hace.

  1. RESOLVER

En la TLA dice “Te dejé en la isla de Creta para que resolvieras los problemas pendientes”. Necesitamos entender que los problemas se deben resolver y no están ahí para dejarlos pendientes. Mientras el problema no se ha resuelto y esté pendiente, también tu desarrollo seguirá pendiente. Esto es directamente proporcional. No dejes de considerar que por lo general con el tiempo los problemas empeoran y producen un daño mayor. También necesitas entender que tus problemas son tuyos y no son ni de tu jefe ni de tus clientes ni del otro. No se los transfieran a ellos porque ellos ya tienen sus propios problemas. Por eso la Palabra dice para que resolvieras y no para que transfirieras.

  1. ESTABLECER

En la Biblia de las Américas dice “Por esta causa te dejé en Creta, para que pusieras en orden lo que queda”. Hay personas que nunca terminan de ordenar su vida, sus cosas, sus asuntos, su trabajo, sus negocios, su profesión, y siempre les queda algo por ordenar. Necesitamos entender que el orden se debe establecer. El desarrollo futuro de tu vida requerirá de un nuevo nivel de orden en todas las áreas de tu vida. No te olvides que el desordenado por lo general está desorientado. Y para poder crecer la orientación es fundamental. Ordená tu vida para ser más eficiente en tu trabajo y en todo.

  1. TERMINAR

En La Palabra de Dios Para Todos (PDT) dice “Te dejé en Creta para que pudieras terminar lo que quedaba por hacer”. Las cosas pendientes impiden que te desarrolles en toda su magnitud, en todo aquello en lo que vos te desempeñás. No subestimes las cosas pendientes. A los pendientes hay que anotarlos, hay que hacer un listado y hay que salir a aniquilarlos, porque son enemigos de nuestro desarrollo futuro. Las cosas pendientes también impiden que puedas acceder a un nuevo nivel en aquello a lo que te dedicás. En tu vida tenéla reputación de ser alguien que termina lo que empieza. Lo que sea, un ministerio, una tarea, el trabajo que pide un cliente, una carrera, lo que sea. Que no seas una persona que deja las cosas a medio hacer. El verdadero resultado se demuestra cuando las cosas están terminadas.

  1. ARREGLAR

En la Versión Dios Habla Hoy dice “Cuando te dejé en la isla de Creta lo hice para que arreglaras lo que quedaba por arreglar”. Se debe arreglar lo que no funciona y no acostumbrarse a que algo no funcione. Hay gente que se ha acostumbrado a que algo no funcione, desde un electrodoméstico en la casa, algo en el auto, lo que sea. Es fundamental para poder arreglar algo tener un buen diagnóstico de dónde está la falla. No la ocultes, no la disimules, no la evites, descubrí. También es necesario saber qué medidas hay que tomar para arreglarlo de forma fehaciente y hacelo. Una vez que tengas el diagnóstico y la forma de solucionarlo, ejecútalo. No emparches, solucionalo de forma definitiva.

El progreso requiere de productividad, y la productividad requiere de perfeccionamiento. DECRETÁ que de Creta vas a salir fortalecido y CONCRETÁ aquello que con Creta Dios te esté hablando. Y de esa forma, este tiempo no habrá sido un tiempo perdido, sino un tiempo invertido. Entonces lo que vendrá será maravilloso. 

creta