Artículo

biografia

SEMBRADOR Y GUERRERO

LA VIDA DEL REVERENDO OMAR CABRERA
SEMBRADOR Y GUERRERO

Desde los 8 años, Omar tomó conciencia de su entrega a Cristo. A los 12 años, comenzó a crecer en una fe viva. El detonante para que esto ocurriera en su vida, fue la sanidad de su hermano Mario. A los 13 años recibió la experiencia carismática de hablar en otras lenguas.

En 1956, se graduó en el Instituto Bíblico Río de la Plata y comenzó a predicar en distintos lugares de la provincia de Buenos aires, como Junín y Vedia, tratando de abrir iglesias entre gente humilde y campesinos sin recursos.

El 8 de diciembre de 1957 fue ordenado al ministerio. Con sólo 22 años, Omar era Presidente Nacional de Jóvenes y Secretario Nacional de la Unión de las Asambleas de Dios, al mismo tiempo dictaba cátedra de homilética, hermenéutica y cómo hablar en público en el Instituto Bíblico Río de la Plata y luego en el Instituto Pentecostal de Santidad.

Marfa Koroluk, una rubia jovencita a quien de pequeña le fue inculcada la fe en Dios, pasaba horas sirviendo al Señor, predicando en plazas, estaciones de trenes y barrios carenciados. Dios la había marcado y ungido. El 10 de noviembre de 1960, fue el día escogido para celebrar su casamiento y el pastor Paul Sorensen fue el encargado de unirlos bajo la bendición del Altísimo al sagrado matrimonio.

En el 1961 se abrieron las puertas para ir a prepararse y estudiar en los Estados Unidos. Se graduó en el Seminario Teológico Holms como Bachiller en Teología y en Educación cristiana y en el Seminario Teológico Emanuel obtuvo el título de Bachiller en Arte y diplomas especiales como Consejero Matrimonial.

Por la oración y el clamor del pueblo de Concordia nació la “Cruzada de Fe”. El Rvdo. Abrió la brecha de salvación definitiva para miles y miles de personas que se congregaron ante el llamado del Altísimo recibiendo grandes milagros y liberaciones en el predio donado por la familia Cabrera que era el único bien de familia que poseían. Allí se edificó el templo Vida Abundante que fue inaugurado el 25 de octubre de 1969 y siempre se los recuerda como fundadores y promotores de la fe implantada en el corazón de los entrerrianos.

Trabajó junto al Rvdo. Morris Cerullo principio de la década del 70, pero su esposa Marfa lo encontraba postrado en la alfombra del living clamando por su amada Argentina. Una de las noches escuchó una voz del cielo que le dijo “Visión de Futuro”.

Regresaron a Argentina para probar que Dios podía manifestarse en miedo de la incredulidad y las limitaciones. Nuestro país en ese momento parecía ser uno de los lugares más duros para abrirse a la predicación del evangelio. La primer actividad fueron los programas radiales de L.T.15 donde ya enseñaba la mecánica de la fe.

En octubre de 1972 las multitudes van a Paraná, donde se desata una feroz persecución, les molestaba la manifestación sobrenatural que producía milagros y prodigios.

El Rvdo. Cabrera aprendió que el ayuno y la oración eran la clave para abrir pueblos y ciudades que había estado completamente cerrados e indiferentes al evangelio. En un momento se produjo una ola de visitación tan grande que las multitudes comenzaron a asistir de a miles. Los sordos oían, los mudos hablaban, los ciegos recibían la vista, las hernias desaparecían, los paralíticos caminaban. Es imposible contabilizar las sanidades, milagros, prodigios y maravillas vistas al descender la unción abundante de Jesucristo el Sanador.

Los clubes, cines y estadios tuvieron un lleno a pleno: tres mil, diez mil y hasta cuarenta y ocho mil personas en una sola noche. La gente asistía entre ocho y diez horas antes del inicio de las reuniones para poder encontrar un lugar. El testimonio de la Palabra corría por todo el país. En cada pueblo o ciudad la gente tenía hambre de seguir escuchando al Palabra expuesta con poder lo cual creaba un ambiente de alegría y fe.

Visitando ciudad tras ciudad, llegó a predicarle a más de cuatro millones de personas. Solamente durante el año 1985, habló mensualmente cara a cara a 145 mil personas en lo que él llamó la vuelta grande: Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Buenos Aires, Rosario, para continuar en Rafaela, San Francisco, Bell Ville, Villa María, Río Cuarto y Mendoza. Este recorrido lo realizó incansablemente durante cinco años. En este momento el Dr. Pedro Wagner consideró en un momento a su ministerio la Segunda Iglesia más grande del mundo.

En 1987, en reconocimiento a los sobresalientes méritos de su trayectoria evangelística y pastoral destacándolo como autor de diversos libros y tratados, casetes y videos e los cuales ya se han distribuido millones de ejemplares, recibió dos títulos trascendentales: El Doctorado en Teología y el Doctorado en Divinidad otorgados por el International Seminary, Plymouth, Florida, Estados Unidos.

Por los métodos evangelísticos innovadores, principios espirituales no conocidos aún y los resultados vistos en Argentina, fue invitado de los cinco continentes a compartir sobre guerra espiritual y cómo abrir ciudades para Dios.

En 1992 Dios le llevó a vivir en Buenos Aires para convertirlo en pionero en la televisión e innovador en la radio cristiana. Fue Presidente para Argentina, de la Cadena Latinoamericana de Enlace.

Nunca descuidó a su familia, pero tampoco la usó como excusa para dejar de cumplir su llamado, su mayor gozo fue tener a sus cuatro hijos con sus respectivos cónyuges cooperando con él en esta obra. Los que han estado muy cerca de ellos afirman que el mayor respaldo del Rvdo. Omar Cabrera siempre ha sido su amada esposa Marfa, incansable sierva que supo diferenciar a su amado esposo del siervo de Dios.

SEMBRADOR Y GUERRERO