Artículo

la vida personal del pastor

CÓMO “RESETEARSE” PARA ESTE NUEVO AÑO

Larry Stockstill
CÓMO “RESETEARSE” PARA ESTE NUEVO AÑO

Todo el mundo ama un buen “reseteo”. Yo amo cuando el cuenta kilómetros del auto vuelve a “00000” con sólo apretar un botón. ¿Cómo se prepara usted para este nuevo año? El secreto para todo crecimiento es ser “reseteado”.

Mi esposa me regaló un hermoso y costoso reloj alemán hace muchos años. Es un reloj “atómico” (sincronizado según una frecuencia radial de de Baton Rouge, en el Estado de Colorado) y “solar” (se recarga con el sol, no con batería)

Recientemente, después de un viaje a Asia, mi reloj dejó de marcar bien la hora. Se quedó exactamente dos horas atrasado. Yo traté todo, pero era imposible resetearlo al uso horario del Estado de Colorado. Llamé y mandé mails a toda persona que encontré de la Compañía del reloj. Finalmente, encontré a una persona que me supo explicar cuál era el problema: En mi viaje a Asia, mi reloj se conectó a la torre de frecuencia equivocada, ¡una señal anatómica en Japón!

Esta persona me dijo que me asome por la ventana de mi casa y deje apoyado mi reloj allí, apuntando al oeste, hacia Boulder, Colorado, donde la torre americana se encuentra. Tres días después ¡BINGO! El reloj se recargó con la energía solar y automáticamente se reseteó al uso horario Americano.

Esto es muy similar a cómo funcionamos los humanos. Nos “descargamos” fácilmente en solo un día. Nosotros también debemos ser recargados. Daniel abría sus ventanas y oraba con dirección a Jerusalén tres veces por día. Se “recargaba” tres veces por día. Nuestras almas están buscando un “reseteo” diario. A veces nos sincronizamos a la “señal” incorrecta (el mundo, hábitos pecaminosos, atracciones incorrectas, malas actitudes) Pero si nos alejamos de estas señales cada día y apuntamos a la señal correcta, que es el Trono de Dios, experimentaremos un profundo y verdadero “reseteo”.

¿CÓMO ME RESETO PARA ESTE 2017?

1.RECUERDA las lecciones aprendidas:

Dios nos dijo que recordemos el día Sabático, para mantenerlo sagrado. Dios estableció este día para poder pensar y recordar los eventos de los seis días previos.

Alguien una vez dijo “recuerda tu día antes de irte a dormir, recuerda tu semana cada domingo, recuerda tu año cada fin de año” Cuando haces memoria de los eventos de un período de tiempo, puedes entender las lecciones que el tiempo te ha enseñado (experiencia)

2.RECONCILIA tus relaciones:

Jesús nos enseñó a dejar nuestros regalos en el altar, e ir primero a reconciliarnos con nuestro hermano (Mateo 5:24) ¿Por qué acarrear una carga y una ofensa contigo en este nuevo año? No desperdicies un nuevo año de tu vida con un corazón lleno de amargura, ira o resentimiento. Busca a esa persona, lamenta la pérdida de esa relación, pide perdón y perdona.

3.RESETEA tu rutina:

¿Qué quedó pendiente que deberías haber hecho en este último año? ¿Ejercitarte y perder peso? ¿Crecer en tu vida devocional de lectura y oración? ¿Pasar más tiempo con tus hijos y tu esposa? Desarrolla una rutina nueva y sustentable. Haz algo aunque sea chico, para avanzar en estos aspectos. Camina unas cuadras diariamente. Lee un capítulo bíblico por día. Tomate 15 minutos para orar por aquello que leíste. Separa una “noche de familia” por semana para tener tiempo con tus hijos y esposa.

“Recuerda… reconcilia… resetea” 

RESETEARSE