“Hijos, obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra” Efesios 6:1-3"> “Hijos, obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra” Efesios 6:1-3" />

Artículo

la familia pastoral

5 MANERAS DE BENDECIR A NUESTROS PADRES

Juvenal García
5 MANERAS DE BENDECIR A NUESTROS PADRES

“Hijos, obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra” Efesios 6:1-3

Malaquías 4:6 nos expresa la voluntad de Dios para la familia: traer reconciliación y restauración para las relaciones dañadas entre padres e hijos. Ambas generaciones tienen responsabilidades en una relación interrumplida o dolorosa y a ambas, en la Biblia, Dios les entrega consejos y deberes. Con respecto a los hijos, en el pasaje de Efesios el apóstol Pablo enfatiza sobre la necesidad de que los hijos honren a sus padres, trayendo alegría a sus corazones; así el Señor promete que sus caminos (proyectos, emprendimientos, etc) serán exitosos, sus días terrenales serán prolongados y tendrán sobre todo una “vida plena”.

¿Cómo se honra a los padres? Honrar y bendecir son palabras muy cercanas, de manera que se puede llevar a cabo este mandamiento bendiciendo nuestros padres. ¿Qué es bendecir? Es lo contrario a desdeñar o rebajar y expresarse mal sobre ellos; bendecir es “decir bien” o transmitir un mensaje positivo a favor de nuestros padres; es elogiar, honrar, alabar y destacar sus virtudes. Existen diferentes maneras de bendecirlos:

  • 1-SER AGRADECIDOS: La gratitud es vital en la vida diaria. Si bien acompañar a los hijos en cada aspecto del desarrollo de la vida es un deber de los padres, agradecerles a los padres es un deber de los hijos. Es evidente que no todos los padres estuvieron o están a la altura de las necesidades de sus hijos y eso puede generar resistencia a expresar gratitud. En esos casos debemos tener en cuenta el hecho de que ellos no hayan tenido un modelo de padres. Como hijos cristianos que conocemos la misericordia de Dios, seamos misericordiosos y agradecidos por el simple hecho de ser padres biológicos o del corazón.
  • 2-VALORAR SU TRABAJO Y EXPERIENCIA DE VIDA: Para los padres es gratificante que los hijos reconozcan y admiren el esfuerzo realizado para suplir las necesidades del grupo familiar. Otra manera de bendecirlos es manifestándoles que ellos siempre serán nuestro libro de consulta para la vida.
  • 3-PEDIR PERDÓN. Los padres se sienten queridos y respetados cuando los hijos piden perdón por los momentos tristes que les han ocasionado.
  • 4-ALEGRAR SUS CORAZONES. Existen diferentes maneras en las que los hijos pueden hacer que sus padres se sientan orgullosos y de esa manera, alegrar sus corazones.
  • 5-OBEDECER. Este es un modo de honrar a nuestros padres. Se extiende especialmente a los adolescentes y jóvenes que viven bajo el mismo techo de sus padres.

Cuando Jesús tenía doce años de edad, Él y sus padres viajaron de Nazaret a Jerusalén para celebrar la Fiesta de la Pascua. Al momento de emprender el regreso, José y María encontraron a Jesús en el templo con los doctores de la ley. Jesús dijo que era necesario estar en la casa de su Padre, pero José y María le respondieron que todavía era un niño y debía irse a casa con ellos. Regresaron a Nazaret. Esta actitud de Jesús demostró que a través de su existencia fue el ejemplo más completo de respeto, gratitud y obediencia, tanto en lo espiritual como en lo terrenal. Creo que todos anhelamos tener muchos años de vida terrenal. Es posible lograrlo si actuamos como Jesús, porque el mandamiento con promesa es honrar a padre y madre para disfrutar de largos días sobre la Tierra.

BENDECIR A NUESTROS PADRES